Artifariti

Clausura de ARTifariti 2012

 Clausurada la sexta edición de ARTifariti 2012, uno de los proyectos artísticos más ambiciosos en defensa de los Derechos Humanos

  

LOS PARTICIPANTES EN ARTIFARITI 2012 LLEGAN HOY A ESPAÑA 

SANTIAGO SIERRA DIBUJA EN EL DESIERTO EL GRAFFITI MÁS GRANDE DEL MUNDO PARA ARTIFARITI 2012 Y LANZA UN S.O.S. POR EL PUEBLO SAHARAUI 

Muntadas, Gao Brothers, Barceló, Los Torreznos, Andreas Kauffman, Esther Ferrer, Isidoro Valcárcel, Left Hand Rotation… entre los prestigiosos artistas internacionales comprometidos con el arte como herramienta de denuncia que participan en el único festival del mundo que se celebra en un campo de refugiados

 

 

Campamentos de Refugiados Saharauis (Tinduf – Argelia), 3 de Noviembre de 2012 

La palabra S.O.S. con una dimensión de 8 kilómetros cuadrados, arada en la arena del desierto donde se encuentran los campos de refugiados saharauis, se ha convertido desde ahora en el graffiti más grande del mundo. El artista español Santiago Sierra, cuyo trabajo está cargado de reivindicaciones sociales y políticas, ha sido el creador de este proyecto para la sexta edición de ARTifariti, los Encuentros Internacionales de Arte y Derechos Humanos del Sahara Occidental, y en él hace una llamada de socorro al mundo sobre la última colonia de África que espera su independencia. 

En estos encuentros, los únicos que se celebran en un campamento de refugiados, han participado más de un centenar de artistas y estudiantes de Arte de quince países, que regresan hoy a sus lugares de origen, haciendo escala este mediodía en el aeropuerto de Barajas. 

La obra de Santiago Sierra, fotografiada desde un satélite, se presentará en la Lisson Gallery de Londres, que participa también en la producción de este proyecto para ARTifariti. 

Sierra ha expuesto en los museos, festivales y galerías más importantes del mundo, sorprendiendo siempre con sus reflexiones, como cuando rechazó el Premio Nacional de Artes Plásticas de España 2012. 

La obra de Sierra, junto con cheap viagra la de otros prestigiosos artistas internacionales comprometidos con la denuncia social que participan en esta edición de ARTifariti, ha convertido estos sextos encuentros en una propuesta artística muy sólida en torno a la defensa de los Derechos Humanos. 

También Isidoro Valcárcel evidencia la necesidad de que este pueblo tenga un destino construyendo una instalación sonora que demanda en 14 idiomas un “norte”, un futuro de libertad. Para Valcárcel “el verdadero arte es la resistencia”, refiriéndose a la actitud del Pueblo Saharaui. 

Las nubes de Eugenio Ampudia, inmensos globos aerostáticos blancos, han recorrido el desierto del Sahara sujetos con cuerdas por los niños saharauis. Los Left Hand Rotation han construido con la colaboración de la Escuela saharaui de Cine Abidin Kaid Saleh un nuevo género cinematográfico, el Sahara Western. 

Por primera vez el arte de acción sin artificios y de la mano de los mejores artistas españoles en este género, Esther Ferrer y Los Torreznos, ha despertado el entusiasmo de los exiliados saharauis. 

El puño se convierte en mano extendida en la proyección de Andreas Kauffman, el sol imprime y decolora las postales del veinte aniversario de la revista La + Bella, los  registros sonoros de la memoria del pueblo saharaui son desvelados por Raiz Microphone y los desaparecidos en el conflicto recuperan su imagen a través del contacto con su familia en los retratos de Design Sences. 

Los fotógrafos Tasha Doremus, Samir Abchiche, Francisco Cuéllar y Jan Bosowski han retratado las huellas en el cuerpo de las víctimas de minas; Kimiko Nonomura ha repartido Wind Chime (campanas de viento) con mensajes positivos y protectores entre las familias saharauis, la artista sevillana Nuria Carrasco ha elaborado la revista AHLAM!, un HOLA! en parámetros saharauis para ser repartida como denuncia en los kioskos de Occidente; el museo de la guerra fue escudriñado por el Colectivo Democracia que harán visible a través de Internet en la opinión pública símbolos de esta causa olvidada y la piel de cabra se ha convertido en la superficie de trabajo del artista Avelino Salas. 

Desde EEUU, ha llegado la exposición itinerante Living As Form, una exploración del arte social y político de los últimos 40 años, en la que participa ARTifariti. Un proyecto comisariado  por Federico Guzmán y Alonso Gil, que interactúan respectivamente en esta sexta edición con mural sobre la identidad cultural saharaui y el fashion show de la marca de ropa saharaui Sahara Libre Wear.  

Artistas mexicanos y los “Cuadernos de Libertad” de Miquel Barceló han compartido espacio y desarrollo en las escuelas de la wilaya generic viagra de Bojador, dando oportunidad a que las palabras de los niños y niñas saharauis tengan una plataforma para ser escuchadas. 

Las tres únicas graffiteras musulmanas, la afgana Shamsia Hassani y las saharauis Dahba Mohamed y Banda Alhafed, se han encontrado en el espacio virtual de ARTifariti. Kabul y los campamentos de refugiados saharauis han acercado al intercambiar a través de Internet graffitis que hablan sobre mujeres y pueblos en riesgo. 

Desde China han llegado los abrazos de los Gao Brothers, mientras que Gilles Fontolliet creó en la ficción la Saharaui Space Agency convocando la rueda de prensa del primer astronauta saharaui. La televisión Saharaui ha retransmitido en directo el proyecto de intervención televisiva de Antoni Muntadas On Translation: Miedo, que describe esta emoción  como una construcción cultural para lo que se apoya en la inmigración y en la diferente visión del miedo a ambos lados del estrecho de Gibraltar. 

Los artistas argelinos, que atravesaron Argelia en autobús difundiendo un mensaje solidario con la causa saharaui, se han expresado a través del performance, las instalaciones, la escultura, el video, el comic y la música, comisariados por Walid Aidoud. 

Los artistas saharauis han desplegado en sus lienzos toda su creatividad ligada a la denuncia de la situación de su pueblo. Mohamed Moulud, Madi Ahmed, Mohamed Baecha, Ismail Banan, Lebsem Lebsir, Saleh Brahim, Walad Mohamed y Luali Barka han recreado imágenes de Gdeim Izik, Aminatou Haidar o la precariedad de la vida en los campamentos de refugiados. 

Además, un sólido programa teórico ha planteado la necesidad de incorporar una reflexión y discusión profunda en torno el arte y las injusticias que existen en el mundo. 

ARTifariti es una cita con las prácticas artísticas como herramienta para reivindicar los Derechos Humanos, el derecho de las personas y los pueblos a su tierra, su cultura, sus raíces y su libertad. Es un encuentro anual de arte público donde reflexionar sobre la creación, la política y la sociedad entre artistas interesados en la capacidad del arte para cuestionar y transformar la realidad. 

Esta edición la comisaría el artista granadino Isidro López-Aparicio. Su conocimiento profundo del proyecto, junto con su amplia experiencia en Cooperación Internacional y en investigación sobre Paz y conflictos, viagra for sale permite plantear un espacio transdisciplinar donde es el pueblo saharaui el que encuentra cauces para expresarse y manifestarse.